10 daños que provocará la prohibición del outsourcing

La compañía inglesa KPMG dice que 60% de las empresas de outsourcing esperan una reducción de sus ventas en el primer trimestre.

Fuente: Enrique Hernández Forbes. 

La desaparición de la subcontratación u outsourcing laboral como lo plantea Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República, traerá graves consecuencias a la economía, al empleo, a la seguridad social, a la competitividad y a las empresas, según prevén especialistas.

Organismos como la World Employment Confederation, International Organisation of Employer y el American Society Of México, la Coparmex, Canacintra, CCE y otros grupos empresariales advierten que la eliminación del outsourcing dejará una serie de daños a la economía mexicana, que trata de dejar atrás la mayor contracción económica desde 1929. 

1.- Se perderán más de 5 millones de empleos, que están contratados bajo el esquema laboral de outsourcing en México.

2.- Las empresas de Europa, Asia y Estados Unidos cancelarán inversiones, empleos y trasladarán sus plantas productivas a otros países donde los sistemas laborales sean más flexibles y la economía sea más competitiva.

3.- Generará un impacto político-electoral en las elecciones de junio próximo y el problema de inseguridad social será un detonante contra la paz social.

4.- Le restan competitividad a Norteamérica como región económica y envía un pésimo mensaje a la inversión extranjera y particularmente estadounidense justo en el momento que inicia un nuevo gobierno en la Casa Blanca.

El 12 de noviembre de 2020, López Obrador dijo que las empresas mexicanas y extranjeras usaron los beneficios del outsourcing para hacer una defraudación fiscal y despedir a miles de trabajadores durante el Covid-19, por lo que planteó su desaparición.

Miguel Pérez García, presidente de la Confederación Mundial de Empleo para América Latina, dice que el outsourcing se convierte en una herramienta para hacerle frente a la crisis provocada por la pandemia de Covid-19, ya que permiten crear empleo formal, proteger a los empleados, hacer más eficientes los costos y contar con modelos innovadores y focalizados en materia de gestión de personal.

El empresario considera que las autoridades, el sector privado y la sociedad civil de México unan esfuerzos para aprovechar todo el potencial del outsourcing, así como ofrecer la certeza jurídica para erradicar las malas prácticas laborales y fiscales en que incurren algunas empresas irresponsables.

Otras voces encuentran más daños que beneficios a la iniciativa de subcontratación de Andrés Manuel López Obrador. Por ejemplo, Larry Rubin, presidente de la Sociedad Americana de México, advierte que la prohibición del outsourcing como lo plantea el presidente lleva al sector laboral a un tercermundismo, porque mina la inversión, el empleo y el crecimiento económico.

“El outsourcing es usado en los países industrializados y en países de primer mundo y el no (utilizarlo) es un paso al tercer mundo y un paso para México de ser poco competitivo en el mundo”, afirma  el también director general en Latinoamérica de DHR International, una firma encargada de la búsqueda de altos ejecutivos para empresas en México.

La compañía inglesa KPMG señala que el anuncio de una iniciativa para reformar varias leyes en materia de subcontratación ha permeado en las empresas dedicadas al giro: “60% espera una reducción de sus ventas en el primer trimestre”.

“Ante la pérdida de empleos en 2020, es preciso buscar formas de preservar fuentes de empleo”, dice la empresa inglesa, que provee servicios de Auditoría, Impuestos y Asesoría, en su encuesta Perspectivas de la Alta Dirección en México 2021.

La propuesta de reforma a la legislación del outsourcing, que sea aprobada en México, marcará la competitividad de la economía frente a otros socios comerciales y enviará una señal a la inversión nacional y extranjera, agrega KPMG.

Enoch Castellanos Férez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), advierte que la eliminación del outsourcing provocará la pérdida de medio millón de empleos y disparará la informalidad a niveles de 70% en la economía mexicana.

“Al momento que se apruebe (la desaparición del outsourcing), veo la pérdida de alrededor de 500 mil empleos y un efecto en el mediano plazo de que la informalidad laboral se incrementará de 56% al 70% en la economía mexicana”, declara el empresario.

De acuerdo con estudios de El Colegio de México, los sectores que hacen uso intensivo de la subcontratación reduce la informalidad de 33% a 22% de la población ocupada.

Newmark, la empresa de asesoría inmobiliaria, advierte que la iniciativa de ley para prohibir el outsourcing entrarán en franca oposición al T-MEC, ya que provocará que México enfrente procesos y paneles que representarán un alto costo por las compensaciones a pagar, así como los proyectos de inversión saldrán o no llegarán, así como se vendrán abajo.

 

Deja una respuesta