40 proveedoras poblanas del sector automotriz se alistan para operar después del 22 de junio: Canacintra

Gabriel Covarrubias Lomelí, presidente de la Canacintra, expuso que las autoparteras o cualquier industria no puede de un “día para otro” comenzar a trabajar, ya que debe ver las condiciones logísticas y de sistemas para arrancar la producción, lo cual implica hacer un chequeo previo junto con el personal que se reincorpore.

Fuente. Miguel Hernández. El Economista. 

Puebla, Pue. La Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) en Puebla consideró que una semana más será lo ideal para aplazar la reactivación del sector automotriz y que después del 22 de junio sea gradual, por lo que 40 de 130 proveedoras están en la posibilidad de iniciar actividades en esa fecha, ya que tienen la presión de cumplir con contratos a nivel local, nacional e internacional.

Gabriel Covarrubias Lomelí, presidente del organismo, destacó que las industrias en general han acatado las medidas impuestas por las autoridades tanto federales como locales debido a la alza de contagios por Covid-19, pero debe haber un tiempo límite para que puedan retomar las operaciones.

Indicó que los empresarios deben ser conscientes del momento que se vive por la pandemia del coronavirus y aplicar todas las medidas para la protección de los trabajadores que se reincorporen, para evitar contagios durante las operaciones.

Respecto a la industria automotriz encabezada por las plantas poblanas de Volkswagen y Audi, que está considerada por la Federación como una actividad esencial, pero que se frenó este 15 de junio su reactivación con el segundo decreto del gobierno estatal, tendrán que hacer los preparativos para retomar producción.

Lo anterior, dijo, implica que las fábricas pudieran reincorporarse con un bajo promedio de personal, el 15%, para luego ir incrementando conforme las condiciones de la pandemia vayan permitiéndolo.

Puntualizó que en el decreto referente a los sectores automotriz y de la construcción no se establecieron sanciones a los que retomaran actividades el 15 de junio, porque se trató de una “invitación” del gobierno estatal para ser conscientes de evitar regresar hasta nuevo aviso debido a la falta de condiciones por el alza de contagios de Covid-19 en la entidad.

Urge reactivación

En este sentido, dijo que directivos de proveedoras y las armadoras respaldaron ese decreto después de valorar el panorama actual de la enfermedad y esperar un poco más; sin embargo tendrán que regresar pronto y no pueden tardarse más del presente mes por la situación económica en que están ubicadas por los paros de producción, desde el 30 de marzo.

Además, expuso que las autoparteras o cualquier industria no puede de un “día para otro” comenzar a trabajar, ya que debe ver las condiciones logísticas y de sistemas para arrancar la producción, lo cual implica hacer un chequeo previo junto con el personal que se reincorpore.

Covarrubias Lomelí reiteró que las empresas del sector tienen contratos y éstos si bien no los pueden cumplir al 100% por los paros en más de 70 días, deben producir lo que se pueda conforme a los requerimientos de los clientes.

En este tenor, dijo que 40 proveedoras están en las condiciones de ir reactivándose de manera paulatina, mientras que en el caso de las armadoras locales de Volkswagen y Audi es una decisión propia el aplazar o no más tiempo las operaciones.

Recordó que en Puebla, la industria automotriz genera 90,000 empleos directos, de los cuales 15% serán los vayan regresando a las actividades a partir de la tercera semana del presente mes.

Las proveedoras del territorio poblano tienen clientes en el Bajío  y norte del país, así como en Estados Unidos, Asía y Europa, de acuerdo a lo que destaca la Canacintra.

Deja una respuesta