Así inicia la reapertura de la industria automotriz en México

Poco a poco con estrictos protocolos se va reactivando la producción de vehículos

Fuente. Marco Robles. Atracción 360

La nueva normalidad ha comenzado a permitir que la industria automotriz mexicana retome sus actividades, luego de que han presentado sus protocolos al gobierno para su aprobación y puesta en marcha.

General Motors, la marca de autos con la mayor huella de producción en el territorio nacional, fue la primera en anunciar que volvió este jueves a las actividades.

“El bienestar y la seguridad de nuestros colaboradores han sido y serán nuestra máxima prioridad, por lo que estamos haciendo todo lo necesario para garantizarles un regreso a operaciones seguro y confiable”, comentó Francisco Garza, presidente y director general de General Motors de México.

“Después de casi dos meses de suspensión de actividades, reabriremos nuestros complejos de manufactura aplicando los más estrictos protocolos de seguridad sanitaria y estamos listos para seguir adelante, trabajando por México”, agregó.

La firma produce en México vehículos estratégicos para sus ventas en Norteamérica como las pick ups Chevrolet Silverado, Cheyenne y GMC Sierra, así como las SUV Chevrolet Blazer, Equinox y la GMC Terrain.

“General Motors de México anunció que reiniciará operaciones en sus complejos de manufactura de forma paulatina, programada y segura, empezando el día jueves con las plantas de Motores y Transmisiones en los complejos de Ramos Arizpe, Coahuila y Silao, Guanajuato.

“Lo anterior, en línea con las disposiciones gubernamentales recientemente publicadas, donde se incluye la fabricación de equipo de transporte como actividad esencial y habiendo completado la Autoevaluación de Seguridad Sanitaria con resultado de cumplimiento aprobatorio por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) emitido el día de hoy (jueves)”, confirmó la compañía en un comunicado.

También aseguró que está esperando el estatus de varios de sus proveedores para reiniciar la fabricación de vehículos en las instalaciones de Ramos Arizpe, Coahuila (Chevrolet Cruze, Sonic y Blazer), así como en Silao, Guanajuato (Chevrolet Silverado, Cheyenne y
GMC Sierra).

“Algunas medidas contempladas en los nuevos lineamientos de GM son: protocolos de salud aplicados como el flujo de personas controlado en los accesos, monitoreo de temperatura al ingresar, aplicación de cuestionario covid-19, uso y suministro de equipo de protección personal (cubrebocas y lentes de seguridad), difusión constante y en diferentes medios de medidas de prevención de contagios, sanitización constante de estaciones de trabajo y áreas comunes, abastecimiento de suministros de sanitización (gel antibacterial, toallas desinfectantes, etc.), aplicación de medidas de distanciamiento físico, gestión adecuada de sistemas de ventilación, procedimientos para manejo de posibles casos, protocolos de prevención en el transporte de personal entre otras acciones”, agregó el comunicado, al tiempo que afirmó que ha creado unas guías especiales para sus empleados, proveedores y visitantes de sus instalaciones.

Más reaperturas

Esta misma semana otras firmas automotrices volvieron a la actividad en diferentes estados de la República.

Tal y como lo había anunciado, BMW reinició operaciones en su planta de San Luis Potosí, donde se fabrica la actual generación del Serie 3 para prácticamente todo el mundo, uno de sus vehículos más emblemáticos e importantes.

Nissan también echó a andar sus complejos de manufactura en Aguascalientes, incluyendo Compas, donde se producen vehículos de Mercedes-Benz e Infiniti.

También las plantas de camiones de Daimler, en Coahuila y el Estado de México, volvieron a la fabricación.

Todas ellas siguiendo estrictos controles de salud, distanciamiento y con un mínimo de personal.

Deja una respuesta