Coronavirus amenaza producción automotriz en México

Cc_IMG_RecortesmasivosenlaindustriaautomotrizdelaIndia_3082

Los gerentes de compras y producción de las plantas automotrices de Norteamérica se mantienen alerta ante un posible desabasto de componentes a medida que crece la propagación del coronavirus por todo el mundo.

La industria automotriz global ha llegado a depender de piezas de China, desde chips de computadora hasta tornillos y pernos, para mantener sus cadenas de suministro en funcionamiento.

En 2018, China envió a México diversos componentes con un valor por 2,300 millones de dólares.

Pero estos envíos se han interrumpido luego de que el brote de coronavirus cerró fábricas en la provincia china de Wuhan, una ciudad dentro de la provincia de Hubei, que produce prácticamente todos los tipos de componentes utilizados en vehículos, desde transmisiones hasta sistemas de dirección.

En Asia, la escasez de componentes ya empezó a impactar la producción de vehículos. A principios de este mes, Hyundai y Renault suspendieron la producción en Corea, no porque la enfermedad misma se haya propagado allí, sino porque no pudieron mantener las plantas operando sin partes chinas.

En México, los fabricantes de automóviles están monitoreando de cerca la situación en China.

«Al día de hoy no tengo ninguna noticia confirmada de que tengamos alguna afectación en nuestras plantas de vehículos, ni en las plantas de nuestros proveedores. La compañía, hasta ahora, sigue produciendo como siempre», afirma Guillermo Díaz, director de operaciones de Toyota Motor Sales México.

Deja una respuesta