Flujos de IED a México cayeron 8% durante 2020: UNCTAD

El país registró una de las menores caídas dentro de las principales economías; únicamente India y China registraron crecimientos; a nivel global, y golpeada por el Covid-19, la IED se desplomó 42%.

Fuente. Redacción. El Economista. 

México registró una caída de 8% en la llegada de Inversión Extranjera Directa (IED) durante el 2020, informó la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés). Sin embargo, esta contracción fue la menos pronunciada dentro de las principales economías seleccionadas, en donde solo China e India registraron crecimientos.

De acuerdo con el Monitor de Tendencias de Inversión de la UNCTAD, México captó 31,000 millones de dólares el año pasado, resintiendo el golpe de la crisis de la pandemia por el Covid-19. En un breve párrafo dedicado al país, el organismo explica que la industria automotriz fue la más golpeada por la pandemia, pues la IED en este rubro registró una caída de 44 por ciento.

“La venta del 40% de constructora Ideal (de Carlos Slim) a un fondo canadiense por 2,600 millones de dólares condujo a un aumento en el sector servicios”, detalló la UNCTAD.

El reporte señala que a nivel global la caída de la IED fue de 42% a un estimado de 859,000 millones de dólares, desde los 1.5 billones de dólares registrados en 2019.

Un nivel tan bajo se observó por última vez en la década de 1990 y está más del 30% por debajo del mínimo de inversión que siguió a la crisis financiera mundial de 2008-2009.

A pesar de las proyecciones de que la economía mundial se recuperará en 2021, aunque vacilantes y desiguales, la UNCTAD espera que los flujos de IED sigan siendo débiles debido a la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia de Covid-19. La organización había proyectado una caída de la IED del 5 al 10% en 2021 en el Informe sobre inversiones mundiales del año pasado.

“Los efectos de la pandemia sobre la inversión persistirán”, dijo James Zhan, director de la división de inversiones de la UNCTAD. «Es probable que los inversores se mantengan cautelosos al comprometer capital en nuevos activos productivos en el extranjero».

China destacó como el mayor receptor de inversión extranjera directa en 2020 a medida que el brote de coronavirus se extendió por todo el mundo durante el año, con entradas por 163,000 millones de dólares y un crecimiento de 4 por ciento.  “Un retorno al crecimiento positivo del PIB (+ 2.3%) y el programa de facilitación de la inversión dirigida del gobierno ayudaron a estabilizar la inversión después del cierre inicial”, dice el informe.

India, otra importante economía emergente, también registró un crecimiento positivo (13%), impulsado por inversiones en el sector digital.

Por el contrario, Estados Unidos registró una caída del 49% en la IED, cayendo a un estimado de 134,000 millones de dólares. “El descenso se produjo en el comercio mayorista, los servicios financieros y la fabricación. Las ventas transfronterizas de fusiones y adquisiciones de activos estadounidenses a inversores extranjeros cayeron un 41%, principalmente en el sector primario”.

Perspectivas para este 2021

«Los anuncios de proyectos totalmente nuevos en 2020, un 35% menos que en 2019, no auguran nada bueno para nuevas inversiones en sectores industriales en 2021. Para los países en desarrollo, las perspectivas para 2021 son una preocupación importante», dijo Zhan.

El informe advierte que «la capacidad mucho más limitada de los países en desarrollo para implementar paquetes de apoyo económico para estimular la inversión en infraestructura resultará en una recuperación asimétrica de la IED».

Deja una respuesta