Industria automotriz urge a la 4T a que dé fecha de reapertura de plantas

▲
Tener fecha de reinicio es prioridad sobre los incentivos fiscales que piden por la paralización de actividades que empezó a finales de marzo, dice director de la AMIA

Fuente. AristeguiNoticias

La industria automotriz en México pide incentivos al gobierno federal para enfrentar la paralización de actividades provocada por la pandemia del coronavirus, como acreditar parte de los salarios pagados en este periodo de inactividad contra el pago de impuestos, postergar ciertos gravámenes y agilizar la devolución del IVA, señala Fausto Cuevas, director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

“Lo que pusimos sobre la mesa para este arranque (de actividades) fue la posibilidad, y es algo que no aplica solamente a la industria automotriz, sino que es transversal, de tener alguna consideración de créditos fiscales”, agrega el directivo en entrevista.

Pero aclara que la petición de incentivos fiscales pasó a segundo plano frente a la solicitud hecha a la Secretaría de Economía de que se reconozca a la industria automotriz como actividad esencial, lo que permitiría a cada compañía fijar la fecha de reinicio de actividades, en sintonía con la reactivación de operaciones en Estados Unidos.

En eso estamos, solicitando que se nos permita ir regresando (a la actividad) conforme sea necesario. Estamos hablando de producción y ensamble de vehículos, pero también de partes y componentes (….) esperamos una respuesta clara en los próximos días, lo antes posible”, agregó.

Las plantas automotrices en México empezaron con paros técnicos en el último tercio de marzo y para el 30 ya estaban cerradas para ajustarse a las medidas de sana distancia, en momentos en que la caída en los volúmenes de producción ya era cercano a 25% en el mes y de 8.6% en el trimestre.

La actividad en esta industria que emplea a 980 mil personas en el país y tiene impacto en 3 millones estuvo detenida prácticamente todo el mes de abril y aún no está definida la fecha de reinicio, dice Cuevas, lo que es seguro es que los trabajos tienen que empezar antes del día que señalen las autoridades para hacer el acopio de partes y componentes que van al costado de las líneas, entre otras tareas, además de que la producción no arrancará al ritmo que tenía tanto por las medidas de protección como por lo deprimido de la demanda.

El director de la AMIA señala a las autoridades mexicanas como responsables de que Toyota y VW hayan retrasado la semana pasada el reinicio de actividades en Estados Unidos, de esta semana de 4 de mayo a la próxima semana del 11. “Queda claro que hay ciertos eslabones en la cadena que son indispensables para poder avanzar -concluye-. La Liga la integración que hay entre los 3 países de América del Norte es muy estrecha, tendremos que estar programando este regreso de manera coordinada”.

Deja una respuesta