La patronal de México pide al Gobierno entender “la desesperación” de los empresarios

El Consejo Coordinador Empresarial organiza un plan para resistir al impacto de la crisis por el coronavirus mientras espera la respuesta de López Obrador

Fuente: El Pais  Sonia Corona

Los empresarios de México ya no pueden más. Este jueves, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ha pedido al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador un acuerdo nacional para impulsar la economía en los próximos meses. El CCE ha reunido a varios de sus miembros para organizar un plan para los próximos 90 días que permita a las empresas resistir el golpe económico generado por la crisis del coronavirus. “El faltante es que el Gobierno federal entienda esa desesperación de ustedes”, explicó Carlos Salazar Lomelín, presidente de la patronal.

La reunión se ha celebrado por videoconferencia y ha sido pública a través de YouTube. En ella, los empresarios insistieron en que el Gobierno mexicano tiene que respaldar y liderar el plan de recuperación económica. Hasta ahora, López Obrador solo ha anunciado algunas medidas para apoyar algunos sectores sociales, sin que se trate de un plan económico integral.

“Este es un momento de responsabilidad para todos, no es un momento de política, queremos estar enfocados, no tener ninguna ocurrencia, sino mostrar a todos el músculo y capacidad de los empresarios de estar unidos y organizados”, dijo Salazar Lomelín.

“Esperamos que el Gobierno Federal se sume a nuestras acciones o que tengamos la oportunidad de un diálogo constructivo. Lo único que nos importa es que a México le vaya bien, y que nadie se quede atrás”,

Añadió y explicó que los empresarios ya han puesto en marcha 60 iniciativas en las últimas cuatro semanas para sortear la problemática económica, principalmente, para pequeñas y medianas empresas.

En la reunión de los empresarios, algunos de ellos enfatizaron la importancia de que Gobierno mexicano conozca la situación de las empresas, que calificaron como “desesperante”. Los participantes explicaron que aunque en una primera etapa los más afectados serán las pequeñas y medianas empresas, la crisis también impactará, en algún momento, a las grandes empresas y disminuirá su capacidad para generar empleo. La Secretaría del Trabajo reconoció la semana pasada que en las últimas dos semanas de marzo, el país perdió 346.000 empleos, los mismos que se habían creado en 2019.

López Obrador ya había anunciado el mes pasado un conjunto de créditos para ayudar a los pequeños negocios. Este jueves, el presidente aseguró que ampliaría este tipo de asistencia durante mayo para un millón de empresas, debido a la extensión del tiempo de resguardo para la población.

“En este caso, el millón de nuevos créditos sería a todas las empresas que tienen trabajadores inscritos en el Seguro Social y que actuaron con mucha responsabilidad, sobre todo las pequeñas, no despidiendo a sus trabajadores ni quitándoles o reduciéndoles el salario. A ellas va destinado este crédito”,

dijo el presidente mexicano en su conferencia de prensa del día.

Las críticas al Gobierno de López Obrador aumentan con el paso de los días ante la falta de un plan de recuperación. Gustavo de Hoyos, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), mencionó que en Palacio Nacional “las puertas se cerraron”. De Hoyos ha sido muy crítico con el Ejecutivo y ha dicho al resto de los empresarios que es necesario “subir el tono” al exigir al Gobierno el impulso de un plan económico. “Que no se nos señale como faltos de sensibilidad. Que se nos pretenda señalar como culpables de la situación de desempleo”, dijo.

Deja una respuesta