Presidente argentino pedirá a AMLO mantener comercio administrado en sector automotor

De visita en México, Alberto Fernández trae el planteamiento con el objeto de no debilitar el ramo de armadoras de su país.

Fuente: El Economista. Lilia González 

A un año de que cumpla el plazo para regresar al libre comercio automotriz entre México y Argentina, el presidente argentino Alberto Fernández buscará con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, que se mantengan los cupos de exportación de vehículos a cambio de abrir el comercio bilateral en otros rubros, con el propósito de no debilitar a su sector automotor.

La propuesta podría ser aceptada por el gobierno mexicano y “sería lo más conveniente para ambas economías”, pues en el caso de México evitaría que un libre comercio con otra nación lo lleve a incumplir con lo pactado por el Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC), tras haber elevado el contenido regional en las reglas de origen, aseguró José Ignacio Martínez, coordinador del Laboratorio de Análisis, en Comercio, Economía y Negocios (Lacen) de la UNAM

De acuerdo con medios de comunicación de Argentina, la visita de su presidente Alberto Fernández a México tiene, entre uno de los objetivos, el “evitar que haya libre comercio automotriz desde el año que viene” para continuar con los cupos de exportación y en cambio proponer una negociación que abarque a más productos en sectores como la agroindustria.

México y Argentina pactaron en el 2019 continuar un intercambio comercial bajo cuotas de exportación de vehículos, con el compromiso de que en el 2022 hubiera libre comercio automotriz y profundización del Acuerdo de Complementación Económica (ACE) 6.

Sin embargo, a la industria automotriz de América del Norte “no le conviene”, principalmente la estadounidense que haya un libre comercio o integración automotriz que beneficie a las empresas europeas, ni a la industria automotriz coreana o japonesa, por lo que “no se avizora un libre comercio entre México y Argentina”, explicó el especialista.

En el artículo 4- B-7 del T-MEC se refiere a las nuevas reglas de origen de la industria automotriz de América del Norte, en donde el pasado 22 de junio del 2020, la USTR publicó las nuevas reglas para que las empresas que quieran exportar a Estados Unidos, sean armadoras o autopartes deban cumplir el aumento de contenido regional de 62.5% a 75%, más el valor de agregado laboral, que entrará en vigor en el 2023.

Esto elimina las concesiones que permitía el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), de que los vehículos exportados a Estados Unidos contaran con piezas de otras regiones del mundo, incluido Argentina u Europa, con valor agregado de México.

“Entre menos se presionen ambas economías (México y Argentina), a las dos les conviene. Argentina no demerita a su sector y a México no se mete en problemas de incumplimiento de reglas de origen por el T-MEC)”, refirió el especialista de la UNAM.

José Luis de la Cruz, presidente de la Comisión de Estudios Económicos de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), coincidió en que a México no le resulta estratégico un libre comercio en materia automotriz con Argentina, ya que la mayor parte de producción de autos se dirige a Estados Unidos, seguido por Europa y muy poco al sur de América.

“Un tratado de libre comercio con Argentina, México debería de verlo con mucho cuidado de que esto no implique que se afecte a las empresas establecidas en México que fabrican insumos intermedios del sector automotriz y modelos de autos, porque el intercambio con Argentina no es estratégico para México”.

Deja una respuesta