Se consumó el Brexit

Reino Unido se convirtió en el primero que abandona la Unión Europea (UE), los trámites de separación que tardaron más de tres años les permitirá dar un nuevo comienzo.

El monto de esta separación le costará a Reino Unido de hasta US$39.000 millones. La mayor parte se pagará en 2022, aunque habrá pagos menores hasta la década de 2060.

Con ese dinero, Reino Unido contribuirá al presupuesto de la UE para 2020 y también a compromisos que asumió cuando aún era miembro del bloque.

Mientras el primer ministro británico, Boris Johnson daba el discurso por televisión, la bandera británica fue retirada de las diferentes sedes de las instituciones europeas.

Durante el periodo de transición que culminara el 31 de diciembre del 2020, se trabajará para negociar un acuerdo comercial que se antoja una de las cuestiones más urgentes que el gobierno británico post-Brexit debe resolver.

El gobierno británico quiere que sus bienes y servicios tengan el mayor acceso posible al bloque europeo, pero aclaró que abandonará la unión aduanera y el mercado único, y que deberá poner fin a la jurisdicción general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Deja una respuesta